La Oveja y la Moneda Perdida y El Hijo Pródigo

La Oveja y la Moneda Perdida y El Hijo Pródigo

0 0 hace 3 años
Los fariseos y escribas se consideraban tan puros y perfectos que miraban con profundo desdén a los que según ellos no estaban a su nivel, como los publicanos y pecadores. Este es el antecedente que motivó al Señor Jesús a pronunciar tres parábolas qu ilustran el profundo interés y amor de Dios, por la salvación del mundo.

Síguenos en Facebook